Social Icons

¡PARTICIPA EN EL BLOG! ¡HAZTE SEGUIDOR!

lunes, 30 de septiembre de 2013

Crónicas del nacimiento de Carlos II

La historia por lo general es un cumulo de circunstancias, causas y consecuencias, que no siempre nos llega de una forma veraz y clara. Esta ha sido, y será un arma de doble filo, utilizada tanto por reyes, dictadores, políticos,... para ocultar la realidad o distorsionarla con el fin de sacar provecho de esta. Un de estos ejemplos, serían las diferentes crónicas del nacimiento de Carlos II, último rey de la Casa de los Austrias en España, relatadas por diferentes autoridades del momento.

Retrato de Carlos II de niño


Crónicas
“Nació un robusto varón, de hermosísimas facciones, cabeza proporcionada, pelo negro y algo abultado de carnes”, La Gaceta de Madrid

”El Príncipe parece bastante débil; muestra signos de degeneración; tiene flemones en las mejillas, la cabeza llena de costras y el cuello le supura” y más adelante, ”asusta de feo”. El Embajador de Francia

“El rey es más bien bajo que alto, no mal formado, feo de rostro; tiene el cuello largo, la cara larga y como encorvada hacia arriba; el labio inferior típico de los Austria; ojos no muy grandes, de color azul turquesa y cutis fino y delicado. El cabello es rubio y largo, y lo lleva peinado para atrás, de modo que las orejas quedan al descubierto. No puede enderezar su cuerpo sino cuando camina, a menos de arrimarse a una pared, una mesa u otra cosa. Su cuerpo es tan débil como su mente. De vez en cuando da señales de inteligencia, de memoria y de cierta vivacidad, pero no ahora; por lo común tiene un aspecto lento e indiferente, torpe e indolente, pareciendo estupefacto. Se puede hacer con él lo que se desee, pues carece de voluntad propia”, Nuncio papal